miércoles, 1 de abril de 2015

Crónica del V encuentro "Laicos en marcha"



Por Samuel García

El fin de semana del 14-15 de febrero, en Getafe (Madrid), vivimos el V Encuentro Laicos en Marcha. Quiero resaltar lo de “V” porque parece que cuando un proyecto lleva cinco, veinticinco, cincuenta o setenta y cinco años se vive ese aniversario de una forma más particular. Y es que, sin duda, este ha sido un encuentro muy especial centrado en Santa Teresa (que no en vano es el quinto centenario de su nacimiento) y en la evangelización del mundo; ha tenido como lema una frase de la santa abulense: Estáse ardiendo el mundo.

El encuentro comenzó el sábado a las 10:30 h. en la parroquia Santa Maravillas con la ponencia del P. Ángel Sánchez, carmelita descalzo, y tenía como tema Paralelismos s. XVI y s. XXI: dos mundos en llamas. Fue una llamada a tomar ejemplo de la Santa para nuestra vida cotidiana.

A la ponencia siguió la Asamblea inicial, con lema de Santa Teresa: Eso poquito que era en mí, en la que abundantes testimonios personales y numerosos proyectos hicieron hincapié en la situación actual de nuestra sociedad y en nuestra respuesta evangelizadora. “La Carpa”, “The City”, los “Albergues Científicos”, la “Historia Interminable”, iniciativas navideñas, “Sabor y Saber”, el “Congreso Familia y Vida” son solo ejemplos de como eso poquito que era en mí puede aportar mucho a un mundo que arde.

Mientras los mayores realizaban estas cosas, nuestros “pequelaicos” hacían sus propias actividades cuidados y orientados por sus educadores. Los más pequeños aprendieron a hacer de su casa un cielo y alegraron el Encuentro con sus estrellas; mientras, los más mayores visitaban un centro psiquiátrico llevado por los Hermanos de San Juan de Dios para ver cómo la Iglesia cuida a los más necesitados.

Acabamos la mañana recibiendo al Señor en una preciosa Eucaristía presidida por el P. Miguel Ángel Íñiguez, Delegado de Pastoral Universitaria de la Diócesis de Getafe, en la que se nos recordó que el Papa nos pide salir a las periferias, unas periferias que están mas cerca de nosotros de lo que nos pensamos.

La tarde del sábado se iniciaba con la Mesa redonda Estáse ardiendo el mundo, para jóvenes y adultos por separado. Los jóvenes trataron temas, lugares, en los que los jóvenes “arden” hoy: desesperanza, falta de moral, las amistades, la familia, la afectividad, el ocio… Cada uno de ellos ilustrados por una experiencia personal de los ponentes que aportaron su visión de la juventud y sus retos para hoy. En la mesa de adultos, moderada por Mª Eugenia Huete, directora de la Fundación COF Getafe, también se analizó el mundo actual, con la presencia de periodistas, educadores y testimonios de cristianos perseguidos.

A las 18:15 h., con un agradable café con pastas de por medio, poníamos en práctica la frase teresiana de esas poquitas que están aquí en la modalidad del Café Creativo. Equipos de personas interesadas en un mismo tema se reúnen para hablar en un grupo reducido. Había cafés para todos los gustos y edades: música para evangelizar, espiritualidad matrimonial, tutorías universitarias, ejercicios espirituales, abuelos evangelizadores, el valor de la vida humana, arquitectura social, la Iglesia y los medios de comunicación... y otros muchos que mostraron la enorme necesidad de Dios en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Para terminar la tarde Jesús Carlos Sastre dirigió un coloquio con vídeo introductorio “Vino nuevo, odres nuevos” en el que se recogía la novedad del Papa y nos dejábamos interpelar por el mensaje evangélico que lanza al mundo. Le siguió el “Papa-forum” donde pudimos compartir lo que el Papa nos decía a cada uno y comentar su testimonio que atraía y sorprendía incluso a los no creyentes.

Tras la cena, a las 22:00 h. pudimos disfrutar de un maravilloso concierto con canciones versionadas sobre poemas de Santa Teresa de todos los estilos. La música realmente nos hizo profundizar en el mensaje teresiano a ritmo de Rock & Roll.

Empezamos el domingo con la Oración en la parroquia Santa Maravillas para, después, tener la Asamblea final con el correspondiente lema teresiano: no es tiempo de negocios de poca importancia. En la asamblea se comentaron experiencias y proyectos de evangelización acerca de la profesión, los ejercicios espirituales, el “alma-alma” y la familia. “Rumbo a Perú”, “Heading to Wales” (la misión de los militantes este verano en Gales), “Viaje a Narnia”—y otros muchos— que buscan acercar el mensaje del evangelio a los que todavía no lo conocen. La asamblea concluyó con unas palabras del Director General de los Cruzados de Santa María, José Luis Acebes, que nos animaba a profundizar en nuestro compromiso con Cristo y los demás.

Acabamos nuestro encuentro con una Eucaristía presidida por el Obispo de la Diócesis de Getafe, D. Joaquín Mª López de Andújar, en las Madres Carmelitas del Cerro de Los Ángeles, donde también pudimos ganar la indulgencia plenaria correspondiente a este V centenario del nacimiento de la santa abulense.

Como a los jóvenes se les quedó corto el Encuentro tuvieron, también en clave evangelizadora, un torneo de fútbol por la tarde en el que participaron 35 jóvenes. Una forma amena de acercarse a la juventud y llevarle el mensaje de Cristo a través del fútbol.

En resumen, un encuentro marcado por santa Teresa y la Nueva Evangelización, un encuentro que, bajo el carisma del padre Morales, nos vuelve a recordar que es la hora de los laicos.